lunes, 10 de septiembre de 2007

32. Como suicidarse y no morir en el intento

La segunda semana de abril de 2004 decidí que iba a morirme. No puedo explicar lo que se siente tener los días contados. Cuando tenés diecinueve años y decidis que vas a morir, los colores se sienten más vivos y los olores por primera vez te llaman la atención. Intentas despedirte de la gente casi sin que se den cuenta. Haces una lista de las cosas que vas a perderte porque ya no vas a estar viva: la lista es casi nula, no hay muchas cosas que te importen. Tus hermanos… sí, tus hermanos te importan y tus padres también. Pero lo que más te importa es que el culpable cumpla su condena. Él me había dejado morir, él podría haberme salvado.
Era una experta en mentir y planear, así que tendría que ser creadora del mejor de los planes ahora que iba a morirme. Cómo planear una muerte impecable: muy bien, tenía que pensarlo dos veces, esto era definitivo, digno de una película. Mi vida siempre había sido un largometraje tragicómico, no podía terminar bien, no podía comer perdices, iba a suicidarme.
Cuando decidí que iba a morirme, fui a lo de Néstor y le dije que tenía problemas para dormir, que necesitaba urgentemente pastillas porque no podía estudiar, ni dormir, ni concentrarme. El pobre me creyó y me recomendó una psiquiatra: La bruja Sabrina. Así la llamaba, porque nunca me gustó su aspecto ni cómo me trataba. Era un tanto insolente, y tengamos en claro que para soberbia e insolente estoy yo. No iba a permitir que aquella bruja me quitara el lugar. De todas maneras tenía que convencerla de que me recetara pastillas así que lloré en frente de ella y le dije que me costaba dormir y que me sentía débil. No me hacía falta fingir sueño: estaba muy cansada por la falta de comida y tenía ojeras violetas las veinticuatro horas del día. Me recetó Rivotril y me dijo que tomara medio después de comer (“no como, pero los voy a tomar cuando llegue de la facultad”) y medio antes de dormir (“muy bien, tampoco duermo pero… en fin, pretendo dormir hasta siempre”).
En lugar de salir feliz porque mi plan habia dado resultado, tuve espasmos de angustia mientras bajaba en el ascensor hacia la calle. Iba a tomarme el micro para ir a mi departamento en Caballito. No quería esas pastillas porque determinaban mi muerte. Ni en sueños iba a tomarlas como Sabrina me había dicho (maldita bruja). Caminé llorando hasta que encontré una farmacia abierta, me enjugué las lágrimas y le pedí al farmaceutico las pastillas. Me pidió la receta, se la di desafiante. Me las dio: ya las tenía en la mano, no había vuelta atrás.
De todas maneras, seguí poniéndome obstáculos. No iba a morirme aquella noche, todavía quedaban muchas cosas por hacer, incluído el documental. Tan agonizantes eran mis noches, tan llenas de llanto, con la mente tan nublada, que el documental había pasado a un cuarto plano. Solo me interesaba morirme o parar esa tristeza o decirles a mis padres cuánto los iba a extrañar (cuánto los extrañaba) y que Alejandro contestase alguna de mis llamadas. Iba a escribir cartas de despedida a las personas que más quería. Iba a matarme el día que escribiera la última carta. Aquella noche iba a escribir la primera.
Mientras esperaba el micro en la Terminal, me llamó Mamá al celular. Me preguntó cómo me había ido con Sabrina, la psiquiatra. Le dije que muy bien y que me había dado unas pastillas para que durmiera y que seguramente me iba a sentir mejor en poco tiempo. Mamá me dijo que tuviera cuidado porque seguramente las pastillas eran fuertes, me aconsejó que jamás tomara una dosis mayor a la que me había prescripto la bruja. Conteniendo el llanto le dije a mamá que no iba a hacerlo y que la amaba. Supongo que le habrá sonado a despedida porque no le decía que la amaba muy a menudo.
Ya estaba arriba del micro, busqué un asiento contra la ventana y observé mi ciudad, que quizás visitaba por última vez. Lloré amarga, compulsivamente, sin poder parar. Lloraba porque iba a morirme, porque no había razones para no hacerlo. Lloré porque mi plan había dado resultado, porque podía convencer a la gente de cualquier cosa y porque todo lo que planeaba me estaba saliendo bien. Lloraba sin consuelo, como ahora mientras lo recuerdo, porque me estaba muriendo, porque tenía en mis manos unas pastillas que bien podían salvarme o desterrarme para siempre. Si les daba un buen uso quizás me hicieran bien y si seguía con mi plan iban a ser destructivas. Un arma de doble filo. Una inconsciencia darle una caja llena de Rivotriles a una paciente psiquiatrica.
Y sin embargo no eran suficientes. Pocos días después, llamé a Sabrina y le dije que había perdido la prescripción, que me sentía muy angustiada y que necesitaba las pastillas urgentemente. Me dio otro turno y me recetó nuevamente las píldoras para dormir. Subí el ascensor temblando, con ese presentimiento de que iba a desmayarme. Logré sostenerme en la pared antes de tocar el timbre. La psiquiatra me atendió, me instó a sentarme y a contarle cómo estaba y cómo había perdido la prescripción médica. Le dije que en el viaje a Caballito se había traspapelado con quién sabe qué cosa le inventé y que no iba a contarle acerca de mi vida porque para escucharme estaba Néstor. Le respondí que no se metiera en mi vida cuando me dijo que estaba muy delgada y pálida. La odiaba y sin embargo sin su firma no obtenía los rivotriles. Le dije que estaba comiendo pero que me sentía muy triste y sola en aquel departamento. “Estas pastillas van a calmarte la ansiedad y a ayudarte a dormir; en pocos días vas a sentirte mucho mejor”. Sí, claro. ¿Firmaste? Muy bien, buenas noches y hasta nunca.
Cuando sabés que estás caminando una calle por última vez en tu vida sentis que te recorre un hilo plateado de frío. La gente en la calle te llama la atención ¿a dónde van? ¿Cuándo van a morirse? No saben que están pasando por al lado de alguien que en cuestión de horas será solo un fantasma. Entonces pasas por un kiosco, ves los helados, los dulces, los chocolates, las papas, todo aquello de lo que te venis privando desde que una diosa inventada te consume la vida. Ves todo aquello y sin embargo no lo deseas porque ya no estás en ese mundo. Ya estás muerta. Te da lástima la gente que mañana va a despertarse, que pasado va a despertarse, que tienen toda la vida para hacerlo. Sabés que vos tenés solo lo que te queda de vida y que aquello es demasiado poco. Y que la muerte es demasiado pronto.
Llegué a Caballito en un taxi que no me hizo preguntas acerca de mi llanto que duró sesenta kilómetros. En la radio sonaba una canción donde un pobre tipo cantaba que amaba todo lo que su amante era: “sus alegrías, sus tristezas, lo que mide, lo que pesa”. Me pareció irónico escuchar que alguien amara lo que uno mide y pesa. Quizás yo también amaba todo lo de Alejandro, incluso su estatura y su peso. Amaba los granitos que le salían cuando se afeitaba, su voz bajita, casi imperceptible, su excelente inglés, su sabiduría, sus jeans y sus remeras, sus discos, sus dientes desprolijos, su lunar, sus cejas cortas y espesas, sus ojos de traficante estafador, amaba todo de él. Aquella canción resonó en mi mente hasta que llegué a mi departamento. Intenté retener el nombre y el autor, pero no tenía sentido. Iba a morirme, no iba a llevarme ninguna canción a la tumba (“además, a Alejandro no le hubiera gustado”).
El taxista no sabía que estaba transportando a una mujer casi muerta y ¡qué cosas raras pensamos antes de morirnos! Me imaginé si el taxista sabría la mañana siguiente que yo me había muerto. No, probablemente nunca se entere de que estaba transportando un cuerpo congelado.
Aquella noche escribí mi primera carta, era para mis amigas de la facultad. Les pedía apasionadamente que a pesar de mi muerte siguieran con el documental y les decía que iba a ser la mejor manera de recordarme para siempre. Les indicaba qué música ponerle, cómo llamar a Rachel en Australia y a Tessa en Estados Unidos. Les pedí que les dijeran que había muerto pero que tenía buenos recuerdos suyos y que les agradecía por participar en Todo sobre Ana. Lloré la hora entera que tardé en escribirla. Era desgarradora. No les perdonaba que les hubieran contado lo de mi “enfermedad” a mis padres “pero las quiero de todas maneras. Entiendo que cada uno trata de protegerse como puede y que ustedes eligieron esa manera egoísta de actuar. Ojalá yo hubiera sido un poco más egoísta para disfrutar la vida y dejar de sufrirla”.
La mañana siguiente fue como cualquier otra, solo que sentía mi cuerpo más liviano… un pedacito de vida me había abandonado con aquella carta. Aún quedaban muchas por escribir y cuando las terminara por fin iba a pesar lo mismo que una pluma.
En la universidad observé a mis compañeras, a cada una de ellas, y me despedí mentalmente. Mientras me hablaban yo pensaba “¿qué me dirías si supieras que pronto voy a estar muerta?”. No dije nada, la vida tendría que continuar sin mí; la vida iba a continuar sin mí y en aquel momento creía que muchas de aquellas personas de las que me despedía mentalmente siquiera iban a sentir mi falta.
Por la noche, llamé a Alejandro en medio de una crisis desgarradora de llanto. Quería gritarle: me estoy muriendo, me quedan pocos días de vida, necesito verte, quiero hacer el amor con vos, quiero que me toques, quiero saber que estoy viva. Por favor, abrazame. Acostate al lado mío: quiero entender qué es estar viva; quiero sentir emociones, quiero sentir. No quiero desmayarme cada cinco segundos, quiero vivir. Creo que quiero vivir. Alejandro, salvame.
No le grité nada de eso, simplemente lloré al teléfono y le rogué que viniera a mi departamento.
29 por favor, flaco
30 no, cielo, estoy cansado de tus caprichos
31 por favor, Alejandro, te necesito… vos no sabes lo que es esto
32 …
33 No te imaginas lo que estoy viviendo, ale. Me estoy muriendo, por favor, tenes que venir.
34 No. Ya te dije que no, además Romina me está llamando para comer.
35 Alejandro, por favor, no me hagas esto. Por favor.
36 Te tengo que dejar, mañana hablamos.
37 ¿Mañana? ¿Y si mañana no estoy?
38 Basta Cielo, no me asustes. Mañana hablamos.

No era insensible, era un enorme hijo de puta. No le interesaba lo que me estaba pasando. Nunca le había interesado, había estado engañándome todo este tiempo. Miré su cepillo de dientes al lado del mío y lloré, lloré fuerte, gritando, queriéndome morir en aquel preciso instante. Todavía faltaban algunas cartas. No podía morirme. Eventualmente me quedé dormida en el piso, con los ojos colorados de tanto llorar y con los huesos doliéndome por todo el cuerpo. Aquella noche decidí que no iba a quedarme por Alejandro, que si sobrevivía iba a ser por otra cosa. Pero por supuesto, no iba a sobrevivir. Alejandro, el sostén de mi vida no me quería. Ni siquiera respondía a mis llamados de auxilio. No le interesaba, nunca le había interesado.
Después de dos días ya tenía todas las cartas hechas. El diecinueve de abril fue el cumpleaños de María y para festejarlo, después de la facultad, nos fuimos a “comer” a Mc Donalds. Sabía que podía llegar a ser mi última oportunidad de probar bocado y dije: si me ofrecen algo, voy a comer, de otra manera moriré de hambre. Cuando hicimos la fila para pedir la comida en la caja, unas a otras se preguntaban qué iban a comer. “¿Y vos Doli qué vas a pedir?” “Pilu ¿qué pediste?” “Mary ¿con mayonesa o sin ella?”. A mí nadie me preguntó nada. No pedí nada y no hicieron un solo comentario al respecto. Después de todo el dolor que me habían causado habían decidido por fin dejarme vivir (¿morir?) como yo quería.
Nos sentamos y nos sacamos fotos cuando terminaron de comer. Todavía tengo esa foto. Estoy sonriente y sin embargo mis ojos dicen: “pronto no voy a estar más”. Mis compañeras no sospechaban mi inexorable desaparición del mundo, pero si hubieran hecho un vistazo más profundo hubieran detectado las manchas del dolor, de la dejadez, de la hipocresía, del desgano, de los últimos adioses que desperdigaba por el mundo.
No podía dejar de verlas como las causantes de mis estragos, de mis malestares. Quería morirme y sin embargo rezaba por que quedase mi presencia fantasmal para ser testigo de los momentos donde se arrepintiesen por haber hecho de mi vida un calvario.

64 comentarios:

Cristina dijo...

por lo general no leo cosas tan largas en blogs ajenos. Lo tuyo fue una ecepcion, solo he leido esto y me ha impresionado el parecido con lo que siento. A pesar de la crudeza de las palabras el sentimiento que ellas reflejan me provoca una sensacion de "no eres la unica". Tal vez en ves de pensar tanto en como morirnos deberiamos darnos cuenta de nuestros talentos y empezar a vivirlos.Aunque no estoy segura.

Goyette Dos Gallos dijo...

Esta noche me quería o quiero morir, aún no lo sé, ya lo he intentado antes, pero si lo hiciera, esto que leí fue precioso y bastaría para que fuera lo último que leyera en la vida.

No lo sé. pero mis saludos.

Gustavo dijo...

no me quedan mas de 4 a 6 horas de vida, pero lo que he leido me ha hecho verme reflejado ahi, a veces uno no se da cuenta cuanto valor le da a las personas o las cosas; y cuando las pierde, en mi caso perdi al amor de mi vida al parecer, se peirde uno mismo; no por no ser fuerte, sino porque era tu razon de ser dia a dia. El relato me conmovio y me hizo materializarme en muchos parrafos a el, espero ahora poder entrar en un plano espiritual y poder decir por fin, ya no estoy aqui, el mundo va ha seguir girando sin mi y es mas muchos ni cuenta se daran, pero yo estare ahi, viendo aun como lo que era mi mundo camina arrastrando en si sus propias penas que yo decidi liberar.

Gustavo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
naty dijo...

y yo que estaba en busca de mas datos acerca de una pelicula y encuentro esto... creo que todos pasamos por la misma etapa por la que tu pasas no se si aun existas (o tan solo sea parte de un estudio( si lo sientes y lo publicas es por que quieres ser escuchada por que definitivamente quieres llamar la atencion de personas totalmente ajenas a tu vida, creo que hasta la muerte es algo que merece y mucha dignidad... morirse por un hombre??? ni siquiera le importas¡¡ mandalo a la mierda deja de gastar tu tiempo en estupideses si te vas a matar deja de anunciarlo pero como seguramente no lo haras... que tengas buena vida¡¡¡y en verdad que encuentres lo que buscas¡

naty dijo...

y yo que buscaba solo mas datos de una pelicula... y te encuentro¡ no se si aun existas.. no se si esto sea parte de un estudio o experimento de tu facultad, me inquieto por la forma en que gritas la falta de atencion,todos hemos pasado por esa etapa dramatica en lo personal fue fuerte pero sobrevivi y aprendi tantas cosas respepeto tu decision pero si creo que hasta la muerte merece su respeto y dignidad... y morirte por un hombre? esa es tu causa? no se, me da lastima que que ni siquiera le importes caray... bueno si lo haces buen viaje y hazlo¡ deja de anunciarlo y de pedir entre lineas que alguien vaya a rescatarte, pero como seguramente no lo haras... en verdad ten una buena vida y encuentra lo que buscas¡¡¡

Valeria dijo...

yo e intentado varias veces cometer suicidio,lamentablemente soy catolika y kreo ke esto me mandaria al infierno, en este momento me acabo de tomar unas rivo y me siento muy rara,obvio no es la primera ves ke lo hago,en mi kaso yo ya no lo puedo kometer ya ke tengo una hija y JAMAS podria dejarla sola y kiero rekordarles ke apesar de todo lo ke pase la vida sigue
el poder verlas estrellas en las noches el viento sentirlo, las risas ay momento ke son tan magikos,ke porke tenerke dejarlos hasta aki, y de aki sigue mas,este no es el fin es el principio..la vida sigue y nada puede orillarte a matarte, matar a una persona tan valiosa komo tu,no se komo vine a dar aki pero ojala pueda ayudar a alguien a rekordarle lo hermozo ke es el cielo, el oceano,la naturaleza y aunke el gobierno valee pa pura ver.. uno debe de seguir adelante. nadie dijo ke la vida seria facil, y eso es lo ke la hace interesantte..pienselo!! tenemosnuestra historia y hay ke terminar de escribirla....

Valeria dijo...

yo e intentado varias veces cometer suicidio,lamentablemente soy catolika y kreo ke esto me mandaria al infierno, en este momento me acabo de tomar unas rivo y me siento muy rara,obvio no es la primera ves ke lo hago,en mi kaso yo ya no lo puedo kometer ya ke tengo una hija y JAMAS podria dejarla sola y kiero rekordarles ke apesar de todo lo ke pase la vida sigue
el poder verlas estrellas en las noches el viento sentirlo, las risas ay momento ke son tan magikos,ke porke tenerke dejarlos hasta aki, y de aki sigue mas,este no es el fin es el principio..la vida sigue y nada puede orillarte a matarte, matar a una persona tan valiosa komo tu,no se komo vine a dar aki pero ojala pueda ayudar a alguien a rekordarle lo hermozo ke es el cielo, el oceano,la naturaleza y aunke el gobierno valee pa pura ver.. uno debe de seguir adelante. nadie dijo ke la vida seria facil, y eso es lo ke la hace interesantte..pienselo!! tenemosnuestra historia y hay ke terminar de escribirla....

MEDIK IMA dijo...

ou

glori6301 dijo...

no se tengo una vida bien,voy bien en el cole, mi familia me quiere, tengo un hogar pero no estoy llena me falta algo, me siento vacía he buscado en Internet maneras de como suicidarse, pero no encuentro nada ,la gente pueden decir oh niña estúpida la vida perfecta y con esos pensamientos pero realmente me siento mal incomprendida sola, también soy católica y siento que es eso lo que me da miedo el saber que no podre estar en paz y aunque suene cursi pero"no voy a ir al cielo" eso me aterra pero creo que ya tome la decisión y se que nadie se lo espera lo disimulo tan bien pero cuando tomas decisiones no queda mas que enfrentarlas.Chao y a todos saludos...

NO TE LO PONGAS! dijo...

No importa si la historia en su totalidad es cierta ó inventada,tampoco está mal,porque tiene un mensaje,y si por ende los más jóvenes van a leer un libro en buena hora!tampoco es para endiosar a nadie... triste y patéticamente somos testigos de la falta de valores y heroínas verdaderas,asi,los adolescentes idealizan y se identifican con historias como éstas,porque es típico de la edad,Cielo,es una chica muy inteligente pero de lejos mental y emocionalmente inestable,creo les dicen transtorno "Borderline"que por su forma de ser quiso llamar la atención dejando de comer ó vomitando,en si no se trata de una anoréxica sino de una infelíz muchacha engreida que optó por todo ésto por su mismo problema de personalidad.

GUILLERMO dijo...

busque en google "como suicidaerse sin que se den cuenta" ... y sale esto... me impacto... pienso todo el tiempo en morirme , pero quiere dejar todo arreglado , despedidas, cartas consejos , regalar mis cosas... creo que es la mejor forma de no suicidarse... siempre falta algo ... no puedo encontrar el momento.
Lo tuyo me impacto

morenita dijo...

sabes me siento igual que tu pero yo tengo cancer mi familia me odia y el hombre de mi vida me dejo por alguien que nisiquiera lo quiere solo juega con el y aprovechando mi enfermedad me voy a morir y deseo que alejandro vea esto

Jerelin Cáceres dijo...

ME SIENTO MUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUY IDENTIFICADA
si no fuera por mi hijo...
bueno... hasta que me de la locura pensare eso =)

Viajera, Lágrima dijo...

Tan preciso. Cielo Latini siempre tan grande. Siempre me gustó su libro, es demasiado bueno! <3

amaliadisima dijo...

ojala alguien cercano a lea esto y piense en mi, .. me siento tan sola, tan fracasada, no tengo nada de los que quiero nada... por honor debería suicidarme dejar de sufrir

amaliadisima dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
noemi acuna dijo...

seis intentos de suicidio, cuatro veces en la uci y aki estoy ....

Alma Ramirez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yo no estoy viva por q respiro yo estoy viva por q escribo dijo...

La muerte se disfraza de la solución perfecta
Pero como todos sabemos, la perfección no existe...

Sara Drew dijo...

Creo que lo que mas me a impactado no es el texto, sino los comentarios.

Sara Drew dijo...

Creo que lo que mas me a impactado no es el texto, sino los comentarios.

Abigail Natalia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abigail Natalia dijo...

Lo he intentado muchas veces, incluso con Ravotril... en este momento pienso que lo hara diferente a los otros intentos, ya estoy muerta, la pena me consume y se que nada cambiara y me rio en la puta cara de los que dicen que todo estara mejor... lo que se es que ya no me quedan fuerzas... quiero morir, pero no se como hacer que finalmente se concrete

Nahuel dijo...

suicidarse es para los maricones, cobardes hay mucho por que vivir: comida, peliculas, amigos, juegos, tecnologia, etc. no vas a querer perderte todo eso!

Cata Victoria dijo...

quizas no entienda a Cielo, pero si entiendo ese sentimiento de querer morir, nunca he hecho eso de tomar pastillas pero si otras cosas, sentir que la vida no tiene sentido alguno, pero como soy catolica, como otro usuario dijo, el suicidio me llevaria al infierno, mi vida es buena, pero... hay un vacio, y muchas vexces escribo parea desahogarme, bueno, no s eporque escrbo esto pero bueno, solo queria decir que, se entiende.

Xkratoss007X dijo...

Si tan solo puediera ver lo que hay al final... seria tan sencillo, pero no podemos hacerlo, si tan solo... fuere facil, no seria interesante, no valdria la pena. Pasó por mi mente pero no puedo volver atras y mirar lo que hubiese sucedido, quiero ser indiferente ante aquello que desconocemos pero es inevitable. No quiero ver atras mio... pero hay reflejos que me impiden no poder verlos. Siento que todo lo he he visto no me basta y aún continuo... la ruta... no se a donde me lleve, pero por lo menos quiero saber que hay detras de todo eso. El sentirlo, palparlo, olerlo, verlo,degustarlo... no quiero morir, ...pero de una cosa estoy seguro... me estoy muriendo...

Ana Mia dijo...

Y para vos puede ser seguro tenes algo por que vivir

Cinthia Mirabal dijo...

bueno si es q aun sigues con vida solo quisiera decirte q todos hemos pensado en la muerta alguna vez y pensamos q no hay motivos x el cual vivir.hay pequeñas cosas q nos van matando en vida sobre todo la soledad y como la sociedad nos hASE actuar a todos de una determinada manera y si no lo hases terminas en completa soledad ocacionandote un suicidio en vida atormentandote x lo fácil q seria morir y dejar todo atrás pero con miedo de q hay después de la muerte,pero al pensarlo te das cuenta q nadie nace con un motivo x el cual vivir tu eres el q se crea un motivo q mas da ``soportar`` los pocos años de vida q se nos da y tomar la muerte como un alivio después de tanto aguante tarde o trempano se allá un motivo x el cual vivir.

Cinthia Mirabal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Samy cueva dijo...

Yo simple tema no me queda motivos para seguir viviendo mi madre morirá en unos meses debido a un cáncer terminal y ni novio cuando mas lo nesecita a me dio una patada y me deja en los momentos más frágiles ya perdí a mi padre y con mis hermanos no cuento ellos siempre están ocupados con su familia y siempre se ríen de mi dolor de mis miedos y casi siempre me ignoran es como si para ellos fuera invisible no tengo amigos soy muy tímida y se me complica hacer amigos ya no se que hacer me siento muy sola y triste

Princess-arely dijo...

La verdad es que todos pasan por momentos malos y buenos, tienen sus días pero hay que seguir adelante de todos modos hay que hacerlo por uno mismo no hay que bajar los brazos porque las cosas siempre pueden mejorar, y las cosas no se solucionan con la muerte ni haciéndose daño a uno mismo, si no que hay que seguir adelante a pesar de las piedras que hay en el camino porque después de la lucha siempre vienen las bendiciones!!

Fiamma Vitori dijo...

Te digo la verdad a mi me pasa lo mismo.tenngo una familia que me quiere y apoya un monton, amigas y amigos que me dibierto una banda pero cuando estoy sola y me pongo a pensar tengo un vacio. Y en ese momento me doy cuenta que no tengo a nadie en quien confiar.que nadie esta para mi (o eso pienzo yo)...y hay veces que me quiero morir pero no tengo el coraje para aserlo..y tambien pienzo como se sentirian mis viejos y no me animo

Fiamma Vitori dijo...

Te digo la verdad a mi me pasa lo mismo.tenngo una familia que me quiere y apoya un monton, amigas y amigos que me dibierto una banda pero cuando estoy sola y me pongo a pensar tengo un vacio. Y en ese momento me doy cuenta que no tengo a nadie en quien confiar.que nadie esta para mi (o eso pienzo yo)...y hay veces que me quiero morir pero no tengo el coraje para aserlo..y tambien pienzo como se sentirian mis viejos y no me animo

Unknown dijo...

He llorado!!! Verdaderamente me has hecho llorar... Sabes que? Necesito que te comuniques conmigo, necesito morir me siento súper mal, estoy pidiendo auxilio en silencio!!!

Sin Nombre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

esto me llego:( estoy al borde de explotar, me quiero morir esta noche...aun sigss vivva?:c

Ruth Mazum Aguilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
naty dijo...

Ojalá decidan donar sus órganos y que alguien con verdaderas ganas de vivir pueda aprovechar esa segunda oportunidad.
Si ya están publicando por acá mejor busquen ayuda con un psicólogo o algo que les pueda ayudar. Acá sólo se van a deprimir más y no ha c en lo que planean y de su hoyo no salen.

Saludos

neill brandon bolaños franco dijo...

Yo siento que la historia quedo incompleta.

neill brandon bolaños franco dijo...

Oye no tienes otro link ese fue eliminado ?

Unknown dijo...

Como te llamas? Yo también necesito ayuda

Nicolas Peña dijo...

Seguis viva??? :v

Dano P dijo...

Si no valoran la vida pensando en su propio bienestar piensen en todos esos nenes con cáncer que en este momento están peleando la para salir adelante, eso si que es un problema, no un amor "que se fue" o pelotudeces x el estilo.

Sofii Martinez dijo...

“Estas pastillas van a calmarte la ansiedad y a ayudarte a dormir; en pocos días vas a sentirte mucho mejor”. Sí, claro. ¿Firmaste? Muy bien, buenas noches y hasta nunca.

Jajaja que buena sos expresándote.

Sofii Martinez dijo...

Wao! Buena frase

natys dijo...

los que hablan mal del suicidio es porque no saben lo que es sufrir, yo por ejemplo desde pequeña he querido hacerlo pero no lo he hecho por pura cobardía, a los 15 años estuve a punto de comprar un veneno para ratas, pero el miedo me gano y la verdad me he arrepentido de no haberlo hecho, a medida que pasa el tiempo las cosas se van complicando mas y el sufrimiento es mayor; a medida que he cumplido años anhelo hacerlo siempre, me gustaria que llegue el día de tener la fortaleza de conseguirlo. Que cuales son las razones, son todas, en realidad son grandes las causas y no tonterías, por ejemplo estoy enferma y con un defecto fisico, mi mama quiere sacatme de la casa y como no tengo a nadie no quiero quedarme en la calle, mi hermano que es su aliado también ha hecho de todo para hecharme y no me deja en paz, ademas de los vecinos de mierda que son lo peor que existe, no tengo dinero y estoy en la miseria total, perdi mis ahorros, toda la gente se me alejo, ademas que todos me rechazan, nunca he conocido el amor porque nadie se ha enamorado de mi, en el momento no tengo ni para ropa, mi cuerpo se cae a pedazos me. da tanta tristeza que todos hagan sus vidas, se enamoren y yo en cambio no sepa lo que es esto, algo que odio con toda el alma es envejecer, no quiero seguir haciéndolo;estas son algunas de las causas, realmente a quien me daria angustia dejar sola es a mi gata, mi unica amiga, pero mi mama ya esta planeando sacarme del sitio de la casa donde menos siento angustia asi que si lo hace. al no tener donde ir no voy a irme a la calle prefiero morirme

Marita Sojo dijo...

Me siento así ya hace 2 años y 9 meses, dejé de sonreir aún casi nunca e reído, dejé de saber bailar aún no lo hacia muy bien, dejé de sentir que tener el alma quedándome, siento un desgano, e intente quitarne la vida 3 veces, y ninguna funciono, e inclusive me accidente... Mi hermano falleció de cáncer hace 6 años, mi único hermano... El no quería morir me lo decia cuando mi madre era la única sabia que ya estaba desahuciado, sufrio, era amante al fútbol, pero le tuvieron que amputar la pierna izquierda.

Ahora estoy recorriendo los lugares que solía estar, caminar, jugar, siento que estoy recogiendo cada pasa que di, cada lugar que recorrí, no hay nada que llené este gran vacío, no se como e podido vivir asi tanto tiempo.

Al poco tiempo de mi hermano mi familia como empezó a tener un poco de lástima x mi, no se siento que por pena, o x simplemente ser una persona solitaria, y ... El patito feo.

Ahora creo k ya no hay marcha atrás tal vez haga un viaje, del cual no se si regresaré o... Si tal vez no lo haga y pero planee un último intento, una 4ta vez.

Sentí que mundo conspiraba en cada acto, en cada salir a delante la mañana sienguinte, en cada huida de casa para encontrar nuevas experiencias que cada viaje durabá muy poco, en cada examen, en cada, ayudar alguien, en cada quiero enamorarme, en cada cosa...

También deseo estar presente fantasmalmente cuando se refieran a mi, y... Oir cada estupenda cosa de todas personas que me conocieron, en cada una de ella... Y trataron de hacerme hacerme sentir mal, e invisible.

Mavi dijo...

Ya no quiero vivir mas... Y no hay remedio...solo q esto ya se acabe.. Pero el echo de q a mi madre le afectaria tanto no me suicide y la amo mucho para hacerle daño pero deseo tanto morir...ojala q pronto pase..

Soledad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Unknown dijo...

Aún estás viva hazme saber...

Mi correo cessna2-aj@hotmail.com

Andy Jaramillo dijo...

Hazme saber si todavía sigues aquí...

cessna2-aj@hotmail.com

Andy Jaramillo dijo...

Hazme saber si todavía sigues aquí...

cessna2-aj@hotmail.com

Andy Jaramillo dijo...

Aún estás viva hazme saber...

Mi correo cessna2-aj@hotmail.com

Soledad dijo...

Sigo aquí no pude hacerlo, no tuve el valor, no se porque! Si hay tantas mujeres bellas y jóvenes con un futuro maravilloso por delante lo han hecho y la estupida de mi no pudo! Siempre he sido una tonta para todo, sé que terminare por hacerlo, porque no podré soportar más tristeza y soledad, más desamor, más miedo, espero pronto tener el valor, me siento como una basurita muy diminuta que no hace falta en ningún lado, que nadie nota...

Unknown dijo...

Quisiera morir también

Yolan Fretes dijo...

Quisiera morir también No se si quiero seguir viviendo. Me siento un fracaso total. DESFALLECER SERIA LO IDEAL. mi mamá esta harta de mi. Se que he cometido errores. Siento tanto hacerle este daño pero es lo mejor para las 2... AMO MÁS QUE A MI VIDA A MIS HERMANOS. Espero me perdonen todo... sin ustedes a mi lado no soy nadie. MI MADRE BEATRIZ ROJAS LAGUARDIA ES LO MEJOR DE MI. QUIERO CONTAR un poco mi historia. Cuando era pequeña (6 años) tenian en mi casa viviendo a un muchacho que también se suicidó. Se llamaba Diego. El casi abusa de mi... bueno, no se si lo ha hecho porque lo recuerdo vagamente (recuerdo que jugábamos todo el tiempo pero el movia mucho hacia mi su parte, no se si me entienden pero era una niña) pienso que el fue el motivo de todo esto. El motivo de que yo no haya podido establecer una relación estable todo este tiempo. Me duele, no me duele lo físico, me duele el alma... mi mamá no sabe nada de esto. Cuando este muerta busquenla en Facebook y cuentenle todo esto... ya no tengo nada que perder pero amo tanto a mi mamá que qiierl

Yolan Fretes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yackvas dijo...

Hola^^!!!,me encantaría poder conversar contigo ,podrías dejarme tu correo ?...Psdata:espero respondas ...

Soledad dijo...

Gracias por el interés, pero mejor déjame tu correo.

Yackvas dijo...

blesme113096@hotmail.com... psdata: Gracias por responder ,espero podamos hablar pronto ^^

Unknown dijo...

Holaa

flaviohdp dijo...

POR QUE NO SE MATAN TODOS Y DEJAN DE JODER ?!?!??!?
Gracias...

Diana Duarte dijo...

Que Lindas palabras; me veo reflejada también aveces nadie nos tiene en cuenta o nosé dan cuenta cuando nos lastiman. Sólo queda aguantar o morir.